lunes, 6 de septiembre de 2010

¡A LUCHAR EN UNIDAD!

De a poco se va reanimando la lucha de los estudiantes en la Capital Federal. Van surgiendo expresiones en distintos espacios que avivan la llama del movimiento estudiantil y sus reivindicaciones fundamentales para la defensa de la educación pública y gratuita.

Sociales: edificio único y algo más…

Durante la semana pasada, la toma de las 3 sedes de Sociales se extendió durante varios días. Los vidrios y las vigas que se caen, los cortes de luz, las inundaciones y demás son una muestra del ahogo presupuestario de esta facultad. Pero también lo son la cantidad de materias no asignadas por aulas llenas, los recortes de oferta de materias en las diferentes carreras, la falta de comedores estudiantiles y de becas para apuntes y comida. Es en esta misma lógica, que muchas materias se sostienen solamente por el trabajo gratuito de los docentes ad honorem. 

Secundarios: otro frente de la avanzada contra la educación pública

Los estudiantes secundarios de la Ciudad de Buenos Aires también sufren las consecuencias de la crisis presupuestaria, teniendo que cursar en edificios que se vienen abajo, con filtraciones cuando llueve y sin calefacción en invierno porque no hay gas, y cuando hay, no andan las estufas. Algunos ejemplos de la situación crítica que padecen tantos estudiantes y docentes son: el Esnaola, donde se producen cortes de luz e inundaciones cuando llueve; el Normal 1, donde hay ratas en el colegio; el Mariano Acosta, que tiene filtraciones en las paredes y los techos; el Normal 7, que espera hace 4 años que terminen la construcción de su colegio; y los casos se repiten en gran parte de los colegios de Capital. Hay que entender que este estado decadente de las escuelas no se da por casualidad, sino que es una consecuencia directa del recorte presupuestario del 50% que hizo Macri en educación pública (a la vez que aumentaron las subvenciones a escuelas privadas), presupuesto que apenas ejecutó.
La lucha que se llevó a cabo durante la primera mitad del año consistió en multitudinarias marchas de la CUES con las cuales el Gobierno de la Ciudad se negó a dialogar. Después de las vacaciones de invierno, ante la falta de respuesta, se profundizó la protesta. Es por esto que, en estas semanas, se han dado sucesivas tomas de colegios, llegando a haber cerca de 20 colegios tomados y numerosos cortes de calles, exigiendo becas y condiciones dignas de cursada. La única respuesta concreta del ministro de educación macrista ha sido la persecución a los jóvenes que luchan mediante la elaboración de listas negras, propias de los años de la dictadura cívico-militar.
Pero Macri no es el único responsable de esto, ni es el único dentro de esta avanzada general contra la educación pública. El gobierno nacional y varios sectores que se reivindican ''progresistas'' también son culpables, por un lado avalando el presupuesto macrista y por otro manteniendo en la miseria el sistema educativo en el resto del país.

Docentes: no hay ni para salarios…

Año tras año los docentes de todos los niveles y jurisdicciones luchan por aumentos salariales y estabilidad laboral, recibiendo de las autoridades sanciones y descuentos por los días de huelga. Sin ir más lejos, a los docentes de la UBA se les otorgó un aumento miserable y en la FADU, a 250 docentes que vienen trabajando desde el primer cuatrimestre se les informó recientemente que no van a cobrar los salarios adeudados desde principios de año y que sus cargos fueron dados de baja por "razones presupuestarias".

Todo esto expresa que tanto el gobierno nacional como el de la Ciudad tienen la misma política de vaciamiento de la educación pública, y que sus “modelos” no difieren cuando se trata de mercantilizar la educación o de perseguir a los estudiantes que luchan. Como el decano Caletti de Sociales acusando a los mismos militantes de las agrupaciones de haber roto el vidrio que se cayó y que dio paso a la toma de la facultad. O como los directivos kirchneristas de algunas escuelas que salieron a sancionar a los estudiantes por salir a reclamar por la educación pública. O como las causas que siguen abiertas a los estudiantes de la UBA.
Consideramos que este contexto de visibilización de los conflictos educativos y su raíz común nos llaman a aunar las luchas de todos los niveles de la educación, a la vez que fortalecemos y masificamos la lucha en nuestros espacios de base mediante comisiones y asambleas. En este marco debemos más que nunca confluir en la lucha los estudiantes y docentes de todos los niveles educativos. La avanzada contra la educación pública y gratuita se hace tangible en Buenos Aires y en todo el país con el desfinanciamiento y las políticas educativas nefastas (un claro ejemplo sigue siendo la aplicación de la LES y las acreditaciones a la CONEAU).

Para reconstruir el movimiento estudiantil combativo, organizado de manera asamblearia y con la acción directa como bandera no debemos permitir que estos hechos queden aislados. Tenemos que mostrar que aun hoy podemos levantar cabeza y actuar en unidad, no sólo entre nosotros sino con todos los trabajadores.

¡Con acción directa y democracia de base, arranquémosle al Estado lo que es nuestro!

¡Aumento de presupuesto y democratización de las decisiones de su uso!

Edificios en condiciones para todos los estudiantes

Becas para comedor y apuntes

¡Ningún estudiante procesado por luchar!

¡No al vaciamiento de la educación pública!

¡Por el triunfo de todas las luchas!


TENDENCIA ANARQUISTA EN EDUCACIÓN
  +
FEDERACIÓN DE ESTUDIANTES LIBERTARIOS
El contenido de esta página esta siendo compartido bajo la licencia “Atribución-No Comercial-Compartir Obras Derivadas Igual 2.5 Argentina” (http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.5/ar/). Se puede copiar, distribuir, exhibir, etc., siempre que se cite la fuente y no sea con fines comerciales. Si se crea una nueva obra a partir de esta, la misma debe ser distribuida bajo una licencia idéntica a ésta.

usuarios online visitas en total