martes, 9 de noviembre de 2010

¿Qué centro de estudiantes queremos? (UBA/Exactas)

Desde la Tendencia Anarquista en Educación bregamos por un centro de estudiantes asambleario, horizontal y orientado a luchar por un cambio social. Para lograr esto, el centro de estudiantes debe ser un lugar en donde los estudiantes llevemos adelante nuestras propuestas en forma autoorganizada sin la necesidad de votar ningún tipo de dirección, en coordinación con los docentes y no docentes de la Universidad como así también con el resto de los estudiantes y trabajadores.
Por eso, hoy no llamamos a votar ninguna lista sino a que tomemos en nuestras manos la construcción de un centro combativo, que funcione en base asambleas resolutivas y comisiones abiertas.

Es decir, queremos que sean estos espacios en donde se tomen todas las decisiones, permitiendo la participación activa de todos los estudiantes en lucha. No queremos la delegación de esta tarea fundamental en unos pocos, queremos encararla en conjunto, de manera real y con el compromiso de los que quieren defender la herramienta gremial y política de los estudiantes. De hecho, la forma que preconizamos de organización estudiantil es la que tiende a darse, y no casualmente, en los momentos en que los estudiantes se lanzan a luchar más resueltamente. Esto lo podemos ver en estos momentos en distintas facultades e instituciones educativas. Así, vemos como coexisten de mejor o peor manera las conducciones de los centros con la movilización estudiantil que pone un freno a las prácticas burocráticas, superando los mecanismos usuales de decisión.

El Centro de Estudiantes, burocratizado y verticalista

La forma actual de funcionamiento de los centros de estudiantes, en circunstancias “normales” o de nula “efervescencia” política, no permite la articipación directa de los y las estudiantes, estén estos organizados o no. Dificulta que el estudiantado tome en sus manos las decisiones que hacen a su paso por la facultad, ya sean tanto cuestionamientos a los planes de estudio, las condiciones de cursada como el sentido mismo de la universidad y su relación con la sociedad. La participación estudiantil parecería reducirse a ser solamente un grupo de votantes. Y las agrupaciones y partidos autoritarios y vanguardistas (incluso de izquierda) pareciera que asumen que la única forma de generar cambios es desde la posesión del centro de estudiantes en la figura de la conducción del mismo.

No debe menospreciarse, sin embargo, que la burocratización y profesionalización de la militancia es reforzada por la pasividad y desorganización studiantil. La creencia encarnada en muchos estudiantes sobre la necesidad de delegar la lucha en un centro elegido anualmente es la que permite que prosperen los burócratas y sus iniciativas.
Los actuales centros de estudiantes claramente no pueden ser las organizaciones que nucleen al movimiento estudiantil que queremos, ya que se manejan con la lógica de la delegación, de la democracia representativa que todos ya conocemos: uno vota a alguna agrupación que se adueñará del centro de estudiantes durante el año, luego los estudiantes deben presionar a la conducción para abrir canales de participación, ya que desde la perspectiva de la agrupación ganadora, ya han elegido a los representantes que decidirán por ellos. En todo caso, contarán a cuántas asambleas llamaron ese año para incluirlo en la plataforma electoral del próximo año como garantía de que son más democráticos. Esto legitimando, nuevamente la democracia representativa burguesa.

¿Cómo organizar un centro asambleario?

Asamblea General Periódica

La asamblea general periódica debe ser la herramienta central de un centro de estudiantes como el que queremos. Alguno pensará que si el tema es tratar de votar cada decisión, entonces que se plebiscite cada resolución… Lo cierto es que esto es operativamente imposible y sigue fomentando la
falta de compromiso del estudiantado con un centro que lo llama solo cuando hay que poner un voto, o una firma. Además, reitera la idea que existe un único estudiantado que debe decidir y desconoce las diferencias de clase a su interior.
Entendemos que a pesar de ser la mejor herramienta, las asambleas hoy no funcionan como querríamos. Más bien, suelen convertirse en tribuna de la conducción del centro y las fuerzas de “oposición”. Para evitar que la asamblea sea un plebiscito entre mociones “cocinadas” en otro lado, debemos profundizar otra herramienta que politice al estudiantado como son las comisiones abiertas.

Comisiones abiertas

Cabe señalar que, debido al carácter más masivo de ciertas Universidades, vemos además la necesidad del trabajo en comisiones abiertas ya que, debido a la masividad de las asambleas, las comisiones se presentan como un lugar central para el debate y la elaboración política. Deben tener contenido político unido a la lucha y en ellas los estudiantes deben ejercer la acción directa, coordinando en la asamblea como máxima instancia de decisión. Sólo así, tienen la potencialidad de generar movilización.
Las comisiones abiertas tienen una función ejecutiva e impulsora de las políticas de la asamblea. Como se vio en las comisiones abiertas que impulsaron los mayores conflictos en la Universidad, el papel que cumplen a nivel de impulsar la difusión y discusión en los cursos, es irremplazable. Además, las comisiones abiertas son a veces el único espacio de contención para compañeros no agrupados, a la vez que difunden e impulsan determinados debates o medidas en unidad, sin embanderarlas con la bandera de tal o cual agrupación

¿QUÉ CENTRO DE ESTUDIANTES QUEREMOS?

Queremos un centro de estudiantes que se asuma como herramienta político-gremial de los estudiantes que hagan opción de luchar con los oprimidos y explotados hoy en defensa de nuestras reivindicaciones más básicas, pero haciendo camino al andar para aportar a un cambio revolucionario de la sociedad toda.
Queremos un centro de estudiantes que luche para que el sistema educativo deje de estar al servicio de la burguesía

¡Cuestionemos el sentido de la producción y reproducción de conocimiento en el sistema educativo!
¡Luchemos contra el carácter elitista y excluyente de la Universidad!

¡Queremos un centro de estudiantes que luche dándose una política integral que haga un aporte a la lucha de clases desde el sistema educativo!


El contenido de esta página esta siendo compartido bajo la licencia “Atribución-No Comercial-Compartir Obras Derivadas Igual 2.5 Argentina” (http://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.5/ar/). Se puede copiar, distribuir, exhibir, etc., siempre que se cite la fuente y no sea con fines comerciales. Si se crea una nueva obra a partir de esta, la misma debe ser distribuida bajo una licencia idéntica a ésta.

usuarios online visitas en total